Breaking2

La carrera terminó. Y todavía muchos recuerdan Y Eliud Kipchoge quedó a 26 segundos de lograr el gran objetivo: correr la distancia del maratón en menos de 2 horas. La proeza del keniata la inició junto con el el etíope Lelisa Desisa y el eritreo Zersenay Tadese, tras más de un año de entrenamiento científicamente avanzado y controlado por toda la maquinaria de NIke, uno de los colosos de la creciente industria del running y el atletismo. Maquinaria a la que muchos se opusieron pero que, tarde o temprano, terminaron ponderando por el resultado cargado de proeza y por todo el rebote mediático que provocó el ataque simbólico que recibieron los 42,195km. El 6 de mayo pasado quedará grabado como un hito sobre los que el hombre buscó empujar más allá los límites de posible. En palabras de Kipchoge: “El mundo está a 25 segundos de distancia. Ningún humano es limitado”.

El documental de casi una hora de Breaking2 no tiene cortes publicitarios durante su estreno en National Geographic pactado para este miércoles 20 de septiembre. Con una puesta cinematográfica, el video fue preestrenado el jueves 24 de agosto en los Headquarters de Nike, en Portland, al que concurrieron no más de 80 personas entre quienes estuvieron los equipos que la firma estadounidense seleccionó para participar de Hood To Coast, una carrera de 199 millas.

El documental registra el viaje de los tres corredores y sus equipos en su intento por cumplir algo prácticamente impensable. Breaking2 reveló el poder del potencial humano y exploró el viaje emocional que unió a estos tres exponentes del atletismo de fondo mundial al dar todo para tratar de lograr de hacer posible lo imposible. Desde pruebas en túneles de viento, laboratorios de running en los Estados Unidos, equilibrar su entrenamiento con su vida diaria en África oriental hasta la excitante carrera final en Italia, seguimos a estos pioneros en su camino hacia acortar la barrera de dos horas.

Más de 19 millones de espectadores en todo el mundo fueron testigos de cómo los corredores, conducidos por una firme determinación y respaldados por la ciencia más avanzada y la innovación de producto, recorrieron el circuito de Monza en Italia. En la culminante llegada, el keniano de 32 años, Eliud Kipchoge, llegó solo a 25 segundos de romper la marca de los 120 minutos.

La Carrera
Kipchoge, de 32 años, último campeón olímpico de maratón, corrió en el autódromo de Monza el maratón los 42,195km más rápidos de la historia, culminando con una marca no homologable de 2h00m25s el reto propuesto por Nike para bajar de las dos horas en la distancia. Lo que en un inicio parecía posible a partir de un ritmo vertiginoso, decayó en los diez últimos kilómetros que imposibilitaron a Kipchoge lograr su objetivo. Para los presentes en Monza, la merma se hizo visible en el ritmo aunque no en el rostro de Kipchoge que llegó sonriente a la meta tras batallar por poco más de dos horas contra todo con la ayuda de liebres escalonadas y un vehículo Tesla que acompañó cada uno de las diecisiete vueltas y media al circuito Junior, con su trazado de 2405 metros y 5 metros de desnivel.

Se puede ver desde aquí.

Texto vía LN.

By creating an account you are accepting our Terms & Conditions