Oi Bike Bells, un timbre para bicicletas muy peculiar

Los timbres de bicicleta en general, suenan y se ven un poco feos. ¿Pero por qué? ¿Qué pasa si se ven atractivos y suenan agradables y nítidos? El Oi Bike Bells es un timbre con un tono limpio y armonioso, un estilo notable y fabricado con materiales que “visten” nuestra ciclista.

El Oi (small) se ajusta a manillares de 22,2 mm o de bicis de montaña (cerca de las empuñaduras), BMX y algunas bicicletas Urbanas. También están las Oi (Lange) de 23.8 – 31.8mm de diámetro.

Características

  • Apariencia: Los timbres generalmente sobresalen hacia arriba o hacia fuera, Oi no lo hace, parece flotar alrededor del manubrio. En cierto sentido, es discreto, pero en otro, se destaca sus particularidades.
  • Sonido: Con un botón para accionar el resorte incorporado en el soporte, da un golpe firme y rápido, lo que permite un buen equilibrio entre el volumen y la longevidad del sonido. En realidad tiene varios tonos superiores que lo hacen inconfundible y aseguran que se escuche en el transito (en definitiva, es la función menester de un timbre).
  • Montaje: El montaje es muy fácil, se debe retirar el tornillo de la campanilla con la herramienta hexagonal que viene en la caja, instalar el timbre en el manubrio, poner el tornillo, apretar y listo. ¿Qué pasa con los cables del manubrio? No hay de qué preocuparse! Dentro de la montura hay una fisura para el paso de los cables. Así que no sólo permite que el timbre suene sin interrupción, sino que también ayuda a reunir los cables.

Más información en knog.com.au